Profesorado después de Pisa 2018

61 / 100

Profesorado después de Pisa 2018

Existe una robusta evidencia, disponible en el plano internacional, sobre el papel decisivo de la calidad del profesorado, como variable principal a la hora de explicar los resultados de los alumnos. A ello se suma el hecho de que estemos ante un factor maleable –sobre el que se puede intervenir con efectos comprobados en el medio plazo– para hacer de él un objeto prioritario de las reformas educativas del siglo XXI en los países avanzados. La investigación que aquí se describe se alinea con dicha corriente internacional y adopta un enfoque mixto, al prestar una atención singular tanto a los enseñantes como a las enseñanzas. Y lo hace desde una aproximación diagnóstica para España y sus comunidades y ciudades autónomas, a partir de tratamientos estadísticos, principalmente descriptivos, efectuados sobre la base de datos de PISA 2018. Se trata de aportar algunos fundamentos empíricos relativos al profesorado, a su formación y a sus competencias docentes según sus propias percepciones, las cuales pueden resultar de alguna utilidad en los procesos de reforma que, inexcusablemente, se habrán de emprender y desarrollar en España a lo largo de esta década. Con tal propósito, a los análisis sistemáticos se añade un conjunto de recomendaciones que se sugieren a las distintas administraciones educativas para la definición de las políticas centradas en el profesorado, en sus respectivos ámbitos de competencia.

Artículo de Francisco López Rupérez e Isabel García García titulado «El profesorado de educación secundaria a la luz de PISA 2018»