NFT o activos no fungibles

NFT o activos no fungibles. El estado de situación de tecnologías emergentes, como blockchain, bitcoin (criptomoneda) o los activos no fungibles, más conocidos por sus siglas del inglés NFT (Non Fungible Tokens). Esta última destacó como herramienta segura y fiable para almacenar información digital, algo clave para desarrollar el metaverso y la Web3 del mañana.

La transformación digital, como proceso de empoderamiento de la humanidad; y el metaverso, como un potencial de crecimiento que ofrece este ecosistema de la realidad extendida (extended reality, XR), en el que muchas empresas ya están invirtiendo.

El arte y los NFT

La Casa de Alba daba el salto al mundo de los NFT presentando su primera pieza, basada en los memoriales de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos y creada por el artista digital Pedro José Sandoval (valorada en cerca de 15 millones de euros), que también se presentó en Suiza.

Los NFT son piezas en cualquier formato digital, acuñadas usando blockchain (tokens criptográficos), que se convierten en un identificador de propiedad único., asociado al monedero/billetera (wallet) de un comprador/propietario que lo adquiere en la red con criptomonedas. Ofrece una certificación de autenticidad de la obra única, irrepetible y exclusiva, que se verifica de manera transparente y evita falsificaciones.

Existen plataformas blockchain para crear NFT, como Ethereum, que es la más utilizada, y marketplaces de NFT como SuperRare, Opensea, Makersplace, Rarible, Known Origin, Foundation, Zora y Sorare, entre otros, en los que los NFT pueden ser comprados, vendidos y revendidos.

Para los creadores se trata de una oportunidad única de entrar en un mercado en igualdad de condiciones con cualquier otra persona o empresa, ya que no ceden la propiedad de su contenido ni a las plataformas sociales ni a intermediarios, y el dinero de sus ventas va directo a sus cuentas.

Piezas únicas, auténticas y exclusivas

Los NFT son piezas en cualquier formato digital, acuñadas usando blockchain (tokens criptográficos), que se convierten en un identificador de propiedad único., asociado al monedero/billetera (wallet) de un comprador/propietario que lo adquiere en la red con criptomonedas. Ofrece una certificación de autenticidad de la obra única, irrepetible y exclusiva, que se verifica de manera transparente y evita falsificaciones.

Existen plataformas blockchain para crear NFT, como Ethereum, que es la más utilizada, y marketplaces de NFT como SuperRare, Opensea, Makersplace, Rarible, Known Origin, Foundation, Zora y Sorare, entre otros, en los que los NFT pueden ser comprados, vendidos y revendidos.

NFT en las empresas

Cualquier cosa que sea única y que necesite un comprobante de propiedad, como los dominios de Internet, terrenos certificados, producto de tirada limitada, trabajos académicos o publicaciones, un objeto dentro de un videojuego, una entrada o cupón para acceder a un evento, facturas y documentos legales, títulos de propiedad de un negocio, una casa o un coche, membresías, etc.

Podremos aplicar NFT en los ámbitos de la publicidad, el marketing y la creación de contenidos (medios, cine, arte…), no solo para generar esos contenidos, sino también para crear y fidelizar a nuestras audiencias.

También en las áreas de Recursos Humanos, para incentivar a los empleados, con bonos de reconocimiento, como hizo con sus profesores la empresa de enseñanza de idiomas Preply, en su informe de 2021.

Los NFT entrarían, también, como garantía del pago de un préstamo en las aplicaciones de finanzas descentralizadas (Decentralized Finance -DeFi-), que también se podría aplicar al sector financiero para pagos fraccionados.

De la misma forma, un NFT también se puede crear en fracciones, por lo que esto da la posibilidad de que inversores y fans puedan ser dueños de una parte de un NFT.

Música

Blockchain y la tecnología que permite la red han dado la oportunidad a los músicos de publicar su trabajo como tokens no fungibles. A medida que su popularidad creció en 2021, los NFT fueron utilizados por artistas y músicos para recuperar los ingresos. En febrero de 2021, los NFTs generaron alrededor de $25 millones dentro de la industria musical.​ El 28 de febrero de 2021, el músico de danza electrónica 3LAU vendió una colección de 33 NFTs por un total de $11.7 millones para conmemorar el aniversario de tres años de su álbum Ultraviolet.​

Con la tecnología NFT, se han creado plataformas como Async.music, en las que las distintas partes de una canción (o stems) están integradas en distintos NFTs, haciendo que los distintos dueños puedan cambiar cómo se escucha la versión final. Esto hace que el público pueda elegir la producción que más les guste.

Cine

En mayo de 2018, 20th Century Fox se asoció con Atom Tickets y lanzó carteles digitales de edición limitada de Deadpool 2 para promocionar la película. Estaban disponibles en OpenSea y GFT Exchange.​ En marzo de 2021, el documental de Adam Benzine Claude Lanzmann: Spectres of the Shoah, de 2015, se convirtió en la primera película cinematográfica y documental en ser subastada como un NFT.

En noviembre de 2021, el director de cine Quentin Tarantino lanzó siete NFTs basados en escenas sin cortar de Pulp Fiction. Miramax posteriormente presentó una demanda alegando que sus derechos cinematográficos fueron violados.​

Otros usos y aplicaciones

Como hemos visto, los NFT han crecido en el mundo del arte (cuadros, esculturas, collages, fotografías, ilustraciones, libros, antigüedades…), las colecciones (objetos de culto para fans…), la moda, e incluso los medios de comunicación (un artículo de ‘The New York Times’, vendido por 478.573 €) y los influencers (vende su amor por más de 214.000 €).

Pero también hay otros ejemplos. Alex Altman, CEO de Seal Storage Technology, una empresa proveedora de almacenamiento descentralizado en la nube, enfocada a la web3, afirmó en Davos que “no hay absolutamente ninguna razón por la que la escritura de una casa no pueda ser un activo digital único, siempre que ese activo se cree y almacene de la manera correcta, ya que un NFT es puramente único y ese activo también se puede transferir con mucha facilidad”.

Como objetos digitales de colección, los NFT pueden aplicarse a inversión de joyas, objetos de lujo, videojuegos… De hecho, marcas internacionales como Atari, Christie’s, Zynga, Breitling o Nike muestran un creciente interés por la aplicación de esta tecnología en sus productos.